Saltar al contenido

Consejos para Inicio a la Lactancia

No le des la espalda, dale el pecho

Este blog, quiere servir de ayuda para algunas madres. Sistematizamos aquella información útil que pueda apoyarle a algunas La lactancia maternadudas presentadas, y de ese modo poder resolver las dificultades que se muestren en la vida materna.

“La leche materna es el principal alimento para los bebés, no cuesta nada, está disponible día y noche y eleva la inteligencia del ser humano al contribuir al desarrollo del cerebro con sus contenidos de nutrientes esenciales como proteínas de buena calidad, vitaminas y ácidos grasos que no se encuentran en ningún otro tipo de alimento ya sea de origen animal o vegetal.”

¿Cuándo se debe iniciar la lactancia materna?

Apenas nace el bebé se realiza el contacto piel a piel durante su primera hora de vida. En ese momento se debe iniciar la lactancia con la primera leche que es el calostro, que es muy importante para el niño/a. Lo protege de muchas enfermedades y fortalece la relación afectiva entre madre e hijo que los unirá durante toda la vida.

¿Hasta cuándo se debe dar de lactar?

El bebé debe recibir solo leche materna (exclusiva) hasta los seis meses y a partir de esta edad se debe incorporar alimentos complementarios a la leche materna hasta los dos años de edad.

Peligros que ocurren al no dar de lactar a tu hijo

Se enferma muy seguido, se gastará mucho dinero en leches artificiales, agua, azúcar, medicinas, combustible. Se faltará al trabajo para cuidarlo, entre otros problemas. No se le debe dar biberón porque confundimos al niño y la madre producirá menos leche. Los que son alimentados con biberón tienen mucha diarrea, caries dental y se desnutren o pueden presentar sobrepeso.

Algunos problemas en la lactancia materna

Entonces, si la leche materna siempre es buena y casi todas las madres producen leche suficiente, ¿por qué hay tantas mujeres que aseguran que no pudieron amamantar porque sus hijos pasaban hambre?

Es complicado encontrar una sola razón, pues pueden haber pasado muchas cosas.

Se haría mención en este caso a la enfermedad hormonal de la hipogalactia. En la mayoría de los casos, lo que la madre percibe como una producción insuficiente es en realidad una cascada de problemas que tuvo su origen en una mala técnica, un frenillo lingual corto, la imposición de horarios para dar el pecho o las recomendaciones contradictoras o erróneas.

A menudo, detrás de estas vivencias negativas de la lactancia existen también unas expectativas que no hallan correspondencia en la realidad. La inmensa mayoría de las madres primerizas no ha visto amamantar jamás, por lo que ignora cómo funciona la lactancia materna. Frecuentemente, esperan bebés que coman puntualmente cada tres horas y duerman entre toma y toma, algo que pocas veces se da en la vida real. Y, de nuevo por desconocimiento, estas madres acaban pensando que el niño llora porque pasa hambre, es decir, porque no tienen suficiente leche.

Otros Articulos Interesantes

Hay toda una generación de mujeres, hoy abuelas, que no dieron el pecho a sus hijos, lo que significa que se rompió la cadena de transmisión familiar de la cultura de la lactancia.

Los grupos de apoyo intentamos suplir, en la medida de lo posible, esa labor ancestral que realizaban las mujeres mayores de la familia, arropando con su sabiduría y experiencia a las que se convertían en madres por primera vez.

Para ello, ofrecemos información veraz y actualizada, así como un espacio en el que compartir nuestras vivencias con otras madres que dan el pecho.